Texto y Guía "Caminamos con Cristo"



PARA LOS NIÑOS DE 11 – 12 AÑOS
(6º nivel)

Nota: La última edición de este texto, mejorado, no corresponde en todo con su guía, la cual aún está en vías de reelaboración. Por esta razón se ofrece, al final de los temas, una explicación acerca de cómo aplicar provisionalmente ambos instrumentos, de manera provechosa.

Primera Parte: Orientaciones para los catequistas

I. Abreviaturas y siglas

II. Un catecismo para los niños costarricenses de 12 a 13 años

III. Los elementos que esta guía ofrece al catequista

IV. Algunos elementos que el catequista debe aportar

V. Orientaciones generales para el trabajo del año

VI. Temas

Segunda Parte: Desarrollo de los temas

A continuación, los temas, por unidades, con su correspondiente orientación o “eje”, según aparecen en la guía:

Primera unidad: En la Historia, Dios nos ha amado

La elección amorosa del Pueblo de Israel como signo de la salvación ofrecida por Dios a todos los hombres, llamado a vivir en libertad y en alianza con Yahveh.

1. La Biblia, una historia de amor: La vida es una historia que compartes con los tuyos. En la Biblia descubrimos a Dios que se comprometió con su pueblo, para construir una Historia de Salvación, con muchas manifestaciones de amor. Hoy Dios nos sigue amando y está presente para ayudarnos a seguir construyendo la Historia de la Salvación.

2. Llamando a Abraham, Dios empieza a conformar su pueblo: ¡Qué difícil es dejar un ambiente que nos ha acogido por mucho tiempo! Dios pide a Abrahán dejar su tierra y su familia, para iniciar una historia de salvación. Abrahán deja todas sus seguridades para acoger la nueva vida que Dios le ofrece; Dios lo constituye así padre de todos los creyentes. Es por la fe que acogemos las llamadas de Dios.

3. Enviando a Moisés, Dios libera a su pueblo: A veces los problemas, la desesperanza y la angustia nos paralizan. Dios liberó a su pueblo de la esclavitud de los egipcios y lo condujo por el desierto hacia una tierra de libertad. Jesús hoy nos libera del temor y de nuestras esclavitudes.

4. Dios hace Alianza con su pueblo: Hagamos un trato! Cuántas veces hemos dicho esto a alguien! Ello supone compromiso y repuesta. Dios hizo un pacto con Israel en el monte Sinaí. Dios se comprometió a protegerlo y el pueblo a cumplir sus mandamientos. Nosotros hoy vivimos una nueva Alianza con Dios.

Segunda unidad: Dios actúa construyendo el Pueblo de Dios

El Puebo de Israel dirigido por Yahveh y por sus dirigentes, llega a la tierra prometida, se asienta en Caanán y se organiza como pueblo elegido por Dios a vivir la Alianza.

5. El Señor le dio la tierra prometida: Para lograr una meta hay que esforzarse; pero, ¡qué satisfacción cuando la alcanzamos! Dios llamó a su pueblo a la tierra prometida a través del desierto. Israel se fue adueñando de esa tierra, que luego fue su patria. Vale la pena luchar por alcanzar nuestras metas con la ayuda de Dios.

6. Dios le dio reyes a su pueblo: Todo pueblo necesita tener autoridades. En el pueblo de Dios la autoridad fue ejercida por reyes. Dios le dio reyes a su pueblo para que lo gobernaran con sabiduría: Saúl, David, Salomón. La verdadera autoridad es un servicio, al cual debemos respeto y colaboración.

7. Los profetas, guardianes de la Alianza: Escuchamos muchos mensajes, muchas voces. Entre ellos debemos distinguir los que nos traen la voz de Dios. Dios envió muchos profetas al pueblo de Israel, para que orientaran la conciencia del pueblo y de sus reyes; para que fueran fieles a la Alianza, a los mandamientos de Dios y al servicio de los más pobres. Dios nos habla hoy a nosotros a través de sus enviados. Los escuchamos?

8. Aun en el destierro, Dios no abandonó a su pueblo: Todos experimentamos en la vida momentos difíciles: problemas, sufrimientos diversos y muchas veces somos responsables de ello. El pueblo de Israel experimentó el destierro lejos de su patria, por no ser fiel a la alianza con Dios. Esto hizo a los israelitas reflexionar y entender que Dios no los había olvidado. Por eso el pueblo regresó con alegría y esperanza a su tierra. También con nosotros, en medio de los momentos difíciles, Dios no acompaña y está dispuesto a ayudarnos.

9. Dios fortaleció la fe de su pueblo en medio de opresores: A nuestras familias y comunidades a veces nos llegan costumbres y modas de otros lugares y países, que son extrañas para nosotros. El pueblo de Israel luchó contra la opresión de los griegos y de los romanos, que quisieron dominarlo para que renegara de su fe, de su cultura y de sus valores. Hoy también tenemos que luchar contra aquellas culturas extrañas, que quieren apartarnos de nuestra fe y de nuestras costumbres costarricenses.

Tercera unidad: Jesús es el Señor de la Historia

Presenta la persona  de Jesucristo: culminación de las esperanzas de salvación de Israel y de la humanidad. En Jesús, el Salvador, Dios visita a su pueblo para ofrecerle su Reino, sus enseñanzas, su Pascua de salvación.

10. Tanto amó Dios al mundo, que le envió a su Hijo: Siempre que esperamos un evento importante nos preparamos suficientemente y con alegría. Después de mucho tiempo de espera y de preparación del pueblo elegido, Dios envió a su Hijo Jesucristo para traernos la Buena Nueva del Reino. ¿Cómo nos preparamos hoy para recibirlo cada día en nuestra vida?

11. Jesús nos anuncia y hace presente el Reino: La armonía trae bienestar y el desorden molestar. Jesús viene a traernos su reino de armonía, de paz y de amor. El reino de Dios se hizo presente en la persona de Jesús con sus palabras y con sus signos. ¿Nos preocupamos hoy por acoger y extender el Reino de Dios?

12. Jesús nos trae buenas noticias: Las palabras de nuestros padres y catequistas nos ayudan a ser mejores. Jesús dedica gran parte de su ministerio a enseñar a los hombres, como Maestro y Buen Pastor. Sus enseñanzas dirigidas a todos, exhortan a vivir en el amor y la fraternidad, a practicar el perdón, a dejar el pecado y a vivir como hijos de un mismo Padre, Dios. Ayer como hoy todos estamos llamados a escucharlo y a seguirlo.

13. Jesús nos salva por medio de su Pascua: ¡Que felices nos sentimos cuando podemos aliviar las penas y sufrimientos de los demás! Siempre podemos dar vida y luchar contra toda forma de dolor o sufrimiento. Jesús quiso salvarnos mediante su muerte y resurrección. Esto se llama la Pascua, que significa «paso». Jesús pasó de la muerte a la vida, de este mundo al Padre, para hacernos pasar de la esclavitud a la libertad.

Cuarta unidad: Venga tu Reino, Señor

Presenta la continuación de la obra de Jesús en su Iglesia, en su tarea evangelizadora. Jesucristo presente enla comunidad cristiana y en la humanidad, impulsando la historia y los acontecimientos que vivimos hoy día.

14. Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio: ¡Qué útiles nos sentimos cuando hemos cumplido un encargo! Jesús envió a sus discípulos a evangelizar y a continuar su tarea de llevar el Reino a los hombres. Esto lo ha hecho y lo sigue haciendo la Iglesia, a través de la predicación de los enviados de Cristo.

15. La Iglesia está al servicio del Reino: En la vida hemos de cumplir muchas misiones al servicio de los demás. Jesús también envía a la Iglesia a anunciar y a construir su Reino de Salvación. Como Iglesia que somos, es una misión que nos corresponda a todos.

16. Venga tu Reino, Señor: Siempre estamos esperando algo. Los acontecimientos futuros ocupan nuestra atención. También la Iglesia aguarda la salvación definitiva cuando venga el Reino de Dios. La Iglesia espera la venida del Señor, y lucha para que todos vivamos en el amor, desterrando el mal y la injusticia, para prepararle al Señor un mundo mejor cuando El vuelva.

 COHERENCIA ACTUAL ENTRE EL TEXTO Y LA GUÍA PARA SEXTO NIVEL,
E IMPLICACIONES EN LA ORIENTACION Y FORMACIÓN DE LOS CATEQUISTAS

Formulación de los temas: Hay variantes únicamente de forma en los temas: 2 – 5 - 8 – 13 – 14 y 16:
 

EN EL TEXTO EN LA GUÍA
Primera unidad:
En la Historia, Dios nos ha amado
Primera unidad:
En la Historia, Dios nos ha amado
 1 - La Biblia, una historia de amor  1 - La Biblia, una historia de amor
 2 - Llamando a Abraham, Dios empieza a conformar su pueblo  2 - Llamando a Abraham, Dios empieza a construir su pueblo
 3 - Enviando a Moisés, Dios libera a su pueblo  3 - Enviando a Moisés, Dios libera a su pueblo
 4 - Dios hace Alianza con su pueblo  4 - Dios hace Alianza con su pueblo
Segunda unidad:             
Y formó un pueblo de su propiedad
Segunda unidad:
Dios actúa construyendo el pueblo de Dios
 5 - El Señor le dio la tierra prometida  5 - El Señor les dio la tierra prometida
 6 - Dios le dio reyes a su pueblo  6 - Dios le dio reyes a su pueblo
 7 - Los profetas, guardianes de la Alianza  7 - Los profetas, guardianes de la Alianza
 8 - Aun en el destierro, Dios no abandonó a su pueblo  8 - Aun en el destierro, Dios no abandona a su pueblo
 9 - Dios fortaleció la fe de su pueblo en medio de opresores  9 - Dios fortaleció la fe de su pueblo en medio de opresores
Tercera unidad:
Jesús es el Señor de la Historia 
Tercera unidad:
Jesús es el Señor de la Historia
 10 - Tanto amó Dios al mundo, que le envío a su Hijo  10 - Tanto amó Dios al mundo, que le envío a su Hijo
 11 - Jesús nos anuncia y hace presente el Reino  11 - Jesús nos anuncia y hace presente el Reino
 12 - Jesús nos trae buenas noticias  12 - Jesús nos trae buenas noticias
 13 - Jesús nos salva por medio de su Pascua  13 - Jesús nos salva mediante de su Pascua
Cuarta unidad:
Venga tu Reino, Señor
Cuarta unidad:
Venga tu Reino, Señor
 14 - Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio  14 - ¡Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio!
 15 - La Iglesia está al servicio del Reino  15 - La Iglesia está al servicio del Reino
 16 - Venga tu Reino, Señor  16 - ¡Venga tu Reino, Señor!

 

Cambios más significativos en el contenido del Texto
Texto versión anterior (horizontal) Texto nuevo, versión vertical
Cada unidad tenía dos páginas introductorias: una de ilustración y otra de texto. Se eliminó la primera página de ilustración introductoria a cada unidad. Dicha ilustración, más pequeña, se incorporó en la única página actual de carácter introductorio en cada unidad.
Tema 9, última página: el texto ofrece los ejemplos Tema 9, última página: el catequizando debe aportarlos.
Tema 15, segunda página: cuatro ilustraciones.
Última página, cuarta ilustración:
 Tema 15, segunda página: se dejaron las tres más significativas.
Última página, cuarta ilustración: se modificó el texto de la viñeta, para procurar mayor reflexión por parte del catequizando.
Listado de los libros de la Sagrada Escritura:                            Se hicieron correcciones de forma en las abreviaturas y en algunos nombres.

 
Algunas limitaciones de la guía actual, que el catequista tratará de superar:

1. Brinda abundante explicación acerca del contenido de cada tema, lo cual es positivo.

2. Ofrece una “síntesis del mensaje”, que podría ayudar al catequista, siempre y cuando éste no se atenga únicamente a la síntesis, sino que aproveche todo el “desarrollo del mensaje”.

3. Las orientaciones para el catequista se refieren más al tratamiento que se debe dar a los contenidos. Hacen falta orientaciones metodológicas más precisas, sugerentes, por ejemplo, de la utilización del texto y tendientes a suscitar la creatividad del catequista.

4. Por las razones anteriores, ofrece poca ayuda al catequista para llevar a los catequizandos a la síntesis entre la fe y la vida. En la temática propia del texto, esto significa, sobre todo, que el catequizando se sienta y se convierta progresivamente en protagonista vivo y activo de la Historia de la Salvación, la cual se prolonga actualmente en la vida de la Iglesia, en la de cada comunidad y de cada cristiano.