Acontecer Nacional



Agosto 2013: Mes de la Familia y XLIV Semana de Integración Familiar

Con el lema: “La familia escuela de fe, constructora de una sociedad nueva”, la Comisión Episcopal de Pastoral Familiar, invita a celebrar en agosto el Mes de la Familia y la XLIV Semana de Integración Familiar, enmarcados dentro del Año de la Fe, ya que la fe es la luz de Dios que ilumina a la humanidad y si la familia es la base de la sociedad, ha de ser la primera comunidad humana que la fe ilumina.

La finalidad, durante este mes de la familia, es que se tome conciencia en todas las familias que el don y la riqueza más grande que Dios ha dejado es la fe, que ha de iluminar toda la vida familiar, y se convierta en transmisora de esta herencia preciosa que pueden dejar a sus hijos, la cual les iluminará el camino a lo largo de su vida (“La Familia transmisora de la fe”, presentación de Mons. José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago y presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Familiar).

Los subsidios para que las comunidades cristianas puedan celebrar el Mes de la Familia y la Semana de Integración Familiar, fueron elaborados a partir de un trabajo conjunto de la Comisión Episcopal de Pastoral Familiar, el Departamento de Educación Religiosa del MEP y el Movimiento Familiar Cristiano.

La reflexión, en este Mes de la Familia, tendrá el siguiente itinerario, el cual se espera sea de mucho provecho por las comunidades cristianas de todo el país:

 

Semana
Énfasis
Principio o valor cristiano que promociona
Tema
Antropológico

La familia es efectivamente una comunidad que debe ser escuela en donde la comunión es la norma, por esto mismo es que, es en el seno de la familia es en donde se debe generar el espacio para anunciar la fe, vivirla y crecer en ella.
Fe La familia escuela de comunión para anunciar la fe
Social

La familia como “célula fundamental de la sociedad” es la primera responsable en la educación de sus miembros en los valores fundamentales del cristianismo, tales como el amor, el respeto, el servicio, de modo que surja desde esta educación, una sociedad nueva.
Servicio La familia en la construcción de una nueva sociedad
Moral

En familia los padres han recibido la ineludible tarea, convertida en derecho y deber al mismo tiempo, de educar responsablemente a sus hijas e hijos, lo cual debe realizarse en el amor, porque la corrección y la educación que no son fruto del amor son un lastre que termina por debilitar la propia vida de los miembros de la familia.
Responsabilidad La familia, el derecho – deber de educar a los hijos

 Espiritual

Es en la familia en donde primeramente se debe nutrir la fe de sus miembros, a esto contribuye la Iglesia con toda la doctrina expuesta a lo largo de siglos. Los miembro de la familia, especialmente los mayores, deben asumir con responsabilidad el compromiso de nutrir la espiritualidad de sus miembros más jóvenes, porque no basta con nutrir, sino que también hay que fortalecer el espíritu.

 

Compromiso La familia en la doctrina social de la Iglesia